Hace algunos años la masturbación femenina era todo un tabú, algo de lo que simplemente no se hablaba. Pero cada vez son más las mujeres que no se avergüenzan y que no tienen ningún reparo en darse placer a sí mismas. La masturbación te ayudará a conocer y explorar tu propio cuerpo, a descubrir tus zonas más erógenas y a estimularlas para lograr el máximo placer. Además, la masturbación femenina también tiene otros numerosos beneficios. ¿Quieres conocerlos?

Beneficios de la masturbación femenina

Anteriormente ya hablamos sobre los beneficios del sexo, y ahora nos adentramos más en concreto en todos los que ofrece la masturbación femenina.

1 – Te hará sentirte más feliz

Al tener orgasmos se liberan endorfinas, dopamina y oxitocina, que hacen que nos sintamos más felices, nos ponen de buen humor, y nos ofrecen un subidón natural. Con la masturbación tenemos el placer muy a mano. ¡Y hay que aprovecharlo!

2 – Previene las infecciones

Cuando experimentas un orgasmo durante la masturbación, una de las cosas que ocurren es que se abre el cuello uterino, de forma que libera algunas de las bacterias acumuladas. Esto ayudará a prevenir las infecciones habituales como la infección de orina. Son infecciones muy molestas, ¡y dándote un poco de placer a ti misma puedes ayudar prevenirlas!

3 – Ayuda a mejorar tu vida sexual

Al explorar tu cuerpo con la masturbación, puedes descubrir qué es lo que te da más placer. Esto hará que te sientas más segura en la cama y a hacer partícipe de tus deseos a tu pareja. Cuando averigües lo que más te gusta, puedes decirle los lugares en los que quieres que te toque para disfrutar más.

4 – Liberas estrés

Sí, estás leyendo bien, la masturbación es la opción perfecta si lo que quieres es relajarte un poco. Si tienes un día en el que sientes estrés o ansiedad, o simplemente has tenido un mal día, masturbarte te ayudará a sentirte mejor y a relajarte. ¡Es el mejor remedio anti estrés!

5 – También ayuda a conciliar el sueño

Siguiendo la línea del punto anterior, ahora ya sabes que la masturbación te ayudará a relajarte, lo que viene de lujo cuando tienes dificultades para conciliar el sueño. Por eso, la próxima vez que no puedas o que te cueste dormirte, ¡tócate a ti misma y disfruta!

6 – Fortalece tu músculos

Practicar sexo en pareja es un buen ejercicio en el que quemas calorías y, en función de las diferentes posturas sexuales que practiques, podrás fortalecer los músculos. Pues con la masturbación también puedes hacer trabajar a los músculos pélvicos y anales, de forma que entrenarás y te pondrás en las mejores condiciones físicas para llegar al orgasmo y disfrutar más del sexo.

Otros beneficios

Además de todo lo mencionado anteriormente, la masturbación femenina hará que conozcas mejor tu cuerpo, te hará llegar al orgasmo más a menudo y fácilmente, y disfrutarás de tu sexualidad con más independencia. No solo eso, sino que también ayuda a reducir el dolor físico y el dolor menstrual y a relajar la tensión sexual, algo que viene muy bien cuando llevas un tiempo sin practicar el sexo.

Ya sea para relajarte, divertirte, o calmar tus deseos sexuales, el objetivo de la masturbación femenina es el de sentirte bien contigo misma. Lograrás disfrutar tú sola y descubrir tus puntos más erógenos, tener más orgasmos y el sexo con tu pareja podrá mejorar de forma considerable. Además, la masturbación femenina también es beneficiosa para la salud. Por eso, ahora ya sabes cuál es la forma de pasar un buen rato en solitario y sentirte mucho mejor. ¡Es simplemente espectacular!