Todas nos hemos sentido un poco perdidas a la hora de escoger nuestro primer vibrador. Amigas que nos aconsejan, foros, artículos en revistas… Cada vez son más opciones las que existen a la hora de elegir el que, seguramente, se convertirá en nuestro mejor amigo en la cama, ¡y debemos aprovecharlas!

Perder el miedo

La sociedad ha evolucionado desde los primeros vibradores y los tabús han ido cayendo. Pero hay veces en que la vergüenza puede sobre las ganas y al final acabamos comprando un vibrador que no es el que buscamos, solo por hacerlo rápido.

Usar un vibrador nos aporta muchos beneficios a parte del placer. Alguno de ellos son el aumento de la libido, la facilidad para llegar al orgasmo, aumenta la excitación y lubricación de forma natural y mejora el funcionamiento de los órganos sexuales.

Cada vez es más común que estos juguetes sexuales se utilicen en compañía y no como forma de complacerse en solitario. Es una manera muy divertida de probar cosas nuevas con tu pareja o acompañante.

Además, existen muchos estudios que afirman que con el uso de un vibrador la vida sexual mejora. Entonces, ¿por qué no probar?

 

¿Qué es lo que buscas?

Algo muy importante a la hora de elegir un vibrador es saber qué tipo de estimulación buscas y qué quieres conseguir.

Un vibrador te ayuda, además, a conocer mejor tu cuerpo. ¿Eres de las que prefiere estimulación clitoriana, vaginal o anal? Tenerlo claro es perfecto para elegir el vibrador que más se adapte . Aunque no saberlo tampoco está nada mal. Te da la oportunidad de ir probando hasta encontrar el tuyo.

Existen vibradores de todo tipo. Casi todo lo que puedas imaginar lo vas a puedes conseguir. ¡Incluso los hay que te harán disfrutar a través de una aplicación en tu teléfono móvil!

Vibradores para todos los gustos

Puedes encontrar vibradores de apariencia más realista que simulan penes reales. Los hay del color de la piel, que ayudan a una experiencia cerca visual, o de colores. Se trata de los vibradores más clásicos. Están enfocados a la estimulación vaginal gracias a su motor vibratorio.

El clítoris no se olvida dentro de la gama de vibradores. A ser una de las zonas más sensibles y que proporciona un gran placer te aconsejamos que te hagas con un vibrador que ofrezca ofrezca estimulación del clítoris mediante masaje. ¡Acabarás extasiada! Además, si eres de las que quiere disfrutar sin dejarse nada, puedes adquirir los llamados “conejito”. Este tipo de vibrador te ofrece estimulación vaginal y clitoriana… ¡a la vez!

Y qué decir del famoso Punto G Ese lugar al que no todos saben llegar, y que tanto placer puede dar, tiene su propio vibrador. Los vibradores pensados para estimular esta zona tienen una forma tipo gancho que permiten llegar a él.

Los vibradores anales aún pueden ser un tabú para muchas personas, aunque se trata de una zona que puede dar mucho placer. Por eso, existen vibradores pensados para estimular solo esta zona. Aunque también podemos encontrarlos dobles, para una estimulación anal y vaginal, o anal y clitoriana.

Como ves, puedes encontrar muchas opciones, por lo que lo importante es conocer tu cuerpo y buscar siempre el que más placer te dé. ¡Anímate y disfruta!