Todos conocemos alguna leyenda urbana que todo el mundo jura que es cierta. Como aquella que incluía a un famoso cantante latino, un bote de mermelada, un animal de compañía y un famoso programa de televisión. Se trata de historias que, aunque nadie ha demostrado que sean ciertas, siguen corriendo como la pólvora. En el sexo oral ocurre lo mismo.

La vergüenza a hablar sobre estos temas de forma abierta y a buscar información de calidad ha hecho que se extiendan muchos mitos falsos. El hecho de se que trate de una práctica muy común agrava el problema. Sobre todo cuando se trata de datos incorrectos acerca de la transmisión de ETS. Como resultado de la desinformación, el sexo oral puede ser muy peligroso para nuestra salud.

En Tentaciones Eróticas creemos que tanto la felación como el cunnilingus son prácticas tan placenteras como el coito y que deben formar parte de una vida sexual sana. Y además pueden hacer que alcances orgasmos increíbles cuando saben cómo hacerlo. Así que, para que disfrutes del sexo oral con total seguridad, vamos a desmentir los mitos más comunes que han demostrado ser falsos.

No se contraen ETS cuando se practica sexo oral

Además de ser el mito más extendido, es el más peligroso de todos. Como cualquier práctica en la que se entre en contacto con fluidos corporales, cuando practicamos sexo oral nos exponemos a contraer enfermedades e infecciones de transmisión sexual.

El Centro de Información del VIH de la Universidad de California (EE.UU.) advierte de los peligros de practicarlo sin protección. Según sus investigaciones, cuando se realiza a un hombre, el riesgo de contraer VIH aumenta si se tienen heridas bucales. Y dárselo a una mujer resulta peligroso si hay sangre menstrual.

Por lo tanto, usa siempre preservativo en esta y cualquier otra práctica sexual para no contraer enfermedades ni infecciones.

El zumo de piña cambia el sabor del semen

No, por mucha fruta que se coma el semen nunca sabrá a zumo de piña. Aunque hemos de reconocer que este mito tiene algo de verdad. Todos los alimentos que comemos influyen en nuestros fluidos corporales, como el sudor o la saliva. Por eso, tener una alimentación sana en la que se consuma poco picante y ajo puede hacer que el sexo oral sea más placentero.

En el caso de las mujeres la alimentación no es el determinante. En ellas, es el estado hormonal el que influye en el sabor y el olor de sus fluidos corporales.

Cepillarse los dientes antes de practicar sexo oral aumenta el riesgo de contraer VIH

No solo es falso, sino que tampoco tiene sentido ni lógica alguna. Tener una buena salud dental es muy importante así que, lávate los dientes vayas o no a practicar sexo oral.

Además, aunque nuestra saliva tenga una enzima que previene el contagio del VIH no por cepillarnos los dientes vamos a arrastrarla y quedarnos sin ella de la misma manera que eliminamos los restos de comida.

 

Tener una vida sexual plena y placentera contribuye a que las personas sean más felices. Y para conseguirlo, la educación en este tema es importantísima. Por eso, infórmate y atrévete a preguntar. Seguro que después de leer este post hemos despejado alguna de tus dudas y a partir de ahora vivirás el sexo oral de otra manera.