Todo el mundo se ha despertado al menos una vez sonrojado pensando en el sueño subido de tono que acaba de tener. Aunque no siempre nos atrevamos a reconocerlo. Pero los sueños eróticos son algo natural. Y del mismo modo que la sexualidad forma parte de nuestras vidas, aparece también en nuestras fantasías durante la fase REM.

¿Por qué tenemos sueños eróticos?

Si hay algo que no podemos controlar es lo que ocurre en nuestro cerebro mientras dormimos. En ese momento es el inconsciente el que toma las riendas. Existen muchas interpretaciones para explicar por qué soñamos lo que soñamos, aunque en muchas ocasiones no siempre significan lo que pensamos. Sobre todo en el caso de los sueños eróticos que, la mayoría de las veces no tienen nada que ver con el sexo. Por paradójico que pueda parecer.

Los diferentes expertos coinciden en que los sueños eróticos no tienen que interpretarse de forma literal. Por ejemplo, que nuestra pareja tenga un sueño erótico con otra persona no significa que quiera ser infiel. O que en nuestro sueño tengamos sexo con una persona de nuestro mismo sexo no quiere decir que seamos homosexuales. O viceversa.

El psicoanalista más sexual, Freud, veía en los sueños eróticos el cumplimiento de un deseo frustrado. Sin embargo, existe otra teoría que explica que pueden aparecer en épocas en las que tenemos una menor actividad sexual. De esta manera, nuestro cuerpo encontraría una forma de deshacerse de la tensión sexual acumulada. Por eso algunas personas pueden llegar incluso a tener orgasmos durante este tipo de sueños.

Pero otra teoría muy extendida es que tenemos sueños eróticos porque la sexualidad es una parte más de nuestra vida. ¿Por qué soñamos con una playa?¿Por qué soñamos que trabajamos?¿O que corremos?

Los sueños eróticos más comunes

El mundo onírico es de proporciones casi infinitas. Sin embargo, existen sueños eróticos que suelen presentarse con más frecuencia que otros.

Soñar que te acuestas con tu jefe o jefa

No importa si te cae bien. Tampoco si alguna vez le has encontrado el atractivo. Ni siquiera si no encaja dentro de tu orientación sexual. Los sueños eróticos en los que tienes sexo con un superior quieren decir que sientes deseo, sí, pero por tener poder y autoridad. Más que esa persona, lo que te atrae es su posición.

Soñar que tienes relaciones sexuales

Existen dos posibilidades: que tengas sueños eróticos con alguien conocido o con un desconocido. En cualquiera de los dos casos, no tiene por qué significar que tienes ganas de tener sexo. Si se trata de alguien conocido, nos transmite que admiramos alguna cualidad de esa persona. Si nos acostamos con alguien que no conocemos, significa que hay una parte de nuestra personalidad que nos resulta extraña.

Soñar que te acuestas con alguien de tu mismo sexo

Puede ocurrir que, siendo heterosexual sueñes que te acuestas con alguien de tu mismo sexo. Algunas personas, erróneamente, se despiertan confusos creyendo que significa que nos homosexuales. Sin embargo, este tipo de sueños eróticos simplemente reflejan que nos sentimos a gusto con nosotros mismos y tenemos una mentalidad abierta. ¿Puede haber algo más positivo?

Soñar que tienes sexo masoquista

Aunque ’50 sombras de Grey’ ha hecho que las fantasías masoquistas se hayan vuelto mainstream, soñar con este tipo de sexo no tiene nada que ver con que nos ponga. Lo que nuestro cerebro está tratando de decirnos es que nos sentimos atados y atrapados en una relación, del tipo que sea.

 

Como ves, además de ser totalmente naturales, los sueños eróticos tienen significados más profundos y menos sexuales de lo que se podría pensar. Y tú, ¿qué sueños eróticos has tenido?