Podría pensarse que las relaciones a distancia es algo de la vida moderna. Sin embargo, siempre han existido. Solo que hace décadas, en lugar de esperar con ansia una videollamada, se esperaba una carta. Aunque sí que es cierto que cada vez somos más viajeros. No dudamos en mudarnos a otra ciudad, incluso otro continente, en busca de un trabajo mejor. O nos ponemos la mochila al hombro y nos vamos a recorrer el mundo. Y por el camino, nos enamoramos.

Todas las relaciones a distancia tienen algo en común. Ya hayan comenzado antes o se trate de un amor fortuito que ha surgido mientras se estaba de viaje, la rutina y la falta de contacto real hace mella en muchos momentos. Algunas veces (muchas) se hace cuesta arriba. Pero hay que reconocer que los reencuentros son de alto voltaje. Y el tiempo que se pasa juntos, se aprovecha al máximo. Es tiempo de calidad.

Entonces, ¿qué hacer en esos períodos que se hacen eternos en los que se está separado del otro? En el post de hoy vamos a darte unos cuantos consejos para mantener la llama en las relaciones a distancia y que la pasión nunca toque fondo.

Los mensajes están bien, pero no son suficientes

Las relaciones a distancia son mucho más sencillas desde que podemos comunicarnos de manera instantánea. ¿Te imaginas esperando a que tu pareja te responda un email?¿Y sin ni siquiera saber si lo ha leído? Y no hablemos ya de una carta tradicional. ¡Si ya a muchos les cuesta soportar que tarden más de dos horas en responderle a un Whatsapp! Gracias a las aplicaciones móviles podemos tener conversaciones con nuestros amigos, familiares y nuestra pareja desde la otra parte del mundo. Así es más fácil mantener al otro dentro de tu día a día, hacerle partícipe de tu rutina como si estuviera contigo.

Pero tener conversaciones solamente de este tipo no es bueno. Todos sabemos lo peligroso que es comunicarse por escrito. Malinterpretamos lo que nos dicen y viceversa. Por eso, hablar durante el día por Whatsapp es bueno, pero no debemos olvidarnos de hablar. No hay nada que erice más la piel que escuchar la voz del otro, saber por su tono si ha tenido un buen día o no. O para subir la temperatura utilizando un tono sugerente para decirle a nuestra pareja las ganas que tenemos de verle y lo que le haremos en cuanto tengamos ocasión.

Y en las relaciones a distancia, las videollamadas son una de las mejores herramientas más valiosas. Reservar un tiempo para verse, cenar o comer juntos aunque sea a cientos de kilómetros. Pero también para tener un momento de intimidad calentito para desnudarse (en todos los sentidos) o hacer un baile sensual con el que animar la llamada. ¿Te atreves?

Deja recados para cuando no estés

En las relaciones a distancia la mayor intensidad se vive en esos momentos en los que se pasa tiempo juntos. Los encuentros son de los que no se olvidan y el sexo es insuperable de tantas ganas que se tienen de aprovechar cada segundo.

Pero la cosa no debería quedarse ahí. Para mantener el deseo y hacer la espera más llevadera, sorprende a tu pareja. Si eres tú quien se va, esconde en diferentes rincones algún juguete sexual para que utilice cuando tú no estés. Deja también alguna nota picante diciéndole lo que tienes preparado hacerle o lo que te gustaría que hiciera en tu ausencia. Y si eres quien se queda, haz lo mismo pero en su maleta. Así cuando llegue a su destino se llevará una sorpresa muy agradable. Eso sí, si va a tener que pasar un control de seguridad, es mejor de que le avises no vaya a ser que pase la vergüenza de su vida.

¡Bienvenidos al siglo XXI!

Ya sabemos que el sexo telefónico, el sexting o por cam nunca va a ser lo mismo que el real. Pero estamos en el siglo XXI y ahora disponemos de nuevas tecnologías que nos hacen la vida más fácil. Y en el caso de las relaciones a distancia, existen juguetes eróticos de última generación que hacen realidad el sexo a distancia.

¿Cómo es posible? Muy fácil. Ya existían vibradores y balas a control remoto, pero la distancia que permitían era de pocos metros. La marca We-vibe ha creado juguetes eróticos para él y para ella que se controlan mediante una app desde cualquier lugar del mundo. En Tentaciones Eróticas tenemos varios de sus productos, como el vibrador para ella o el anillo para el pene para él. ¡No se nos ocurre mejor forma de avivar la llama!