Las personas pueden enamorarse muchas veces en la vida y vivir grandes amores a lo largo de su existencia. Pero: ¿Es posible enamorarse de varias personas a la vez? Por supuesto que sí.

Algunas personas viven sus relaciones íntimas de amor y sexualidad de forma diversa, sin tabúes, ni prejuicios. La exclusividad o la monogamia no constituyen la vía única e indiscutible para construir las relaciones sociales más personales, esas que supuestamente solo se conciben entre parejas.

En este artículo te contaremos qué significa el poliamor y cómo se construyen relaciones diferentes en torno a este concepto. Todo ello con el objetivo de desmentir algunos mitos y prejuicios en relación al tema en cuestión.

¿Qué es el poliamor?

Poliamor define a aquellas relaciones amorosas e íntimas que se mantienen con más de una persona a la vez, durante un tiempo prolongado y de forma consentida por todos los involucrados.

Quienes experimentan esta práctica se catalogan como poliamorosos, aunque algunos prefieren vivir sin etiquetas.

Una relación poliamorosa, descrita por personas que han podido experimentarla, se define como saludable y generosa. Simplemente, se quiere tanto al otro que eso incluye que tenga una vida amorosa y sexual plena con quien le atraiga.

La infidelidad, los celos, los sentimientos de control y posesión son menos usuales, debido al compromiso que se establece previamente entre quienes mantienen estos vínculos. En contraposición a estas sensaciones negativas, los poliamorosos son felices al ser testigos de la felicidad del otro.

Siempre que sea con el conocimiento de todas las personas involucradas y de manera consentida, una relación de este tipo puede ser una experiencia interesante e incluso una forma de vida totalmente legítima.

Frases sobre el poliamor: Destruyendo mitos

Son muchos los prejuicios que existen contra todo aquello que se aleje de lo que es supuestamente ‘’normal’’ en nuestra sociedad. La promiscuidad, el amor dividido, el fracaso de las relaciones o la falta de compromiso son algunas de las críticas más usuales contra los poliamorosos.

No obstante, estas relaciones están basadas en valores y conceptos éticos que son defendidos por quienes las experimentan. Por ejemplo, la fidelidad es entendida como el respeto y el compromiso de cumplir con lo que se ha pactado o acordado anteriormente.

Como dijo García Márquez: “Se puede estar enamorado de varias personas a la vez, sin traicionar a ninguna”.

Tener una relación con otra persona o amarla, no significa una infidelidad o deslealtad, puesto que es una práctica consentida y aceptada por quienes comparten este vínculo. Constituyen relaciones que se construyen mediante la negociación y la comunicación.

Uno de los conceptos que surgieron tras el análisis de esta realidad fue el de compresión. De esta forma se define el sentimiento de satisfacción que se experimenta al contemplar la felicidad del otro.

Como ves, las familias poliamorosas se construyen basadas en la no imposición de límites, ni barreras. El amor y la sexualidad son experiencias que deben vivirse de forma libre y sana, con el total compromiso y aceptación de todos los que mantienen estos vínculos.

Amar a más de una persona a la vez no es una aberración, es simplemente otra forma de sentir atracción y cariño entre las miles de maneras que existen de amar.