Tener una vida sexual divertida no significa arriesgarse a contraer cualquier tipo de enfermedad o infección sexual. Porque el mejor sexo es el que además de excitante, es seguro. Así que, si alguna vez has dicho o te han dicho eso de “Es que prefiero hacerlo sin preservativo” o cualquier otra excusa para no usarlo, en el post de hoy vamos a hacer un repaso a los diferentes tipos de profilácticos que existen para que elijas el que mejor se adapte a ti y a tus gustos. ¡Y que viva el sexo seguro!

Preservativos extrafinos

Perfecto para quienes, cuando ven un preservativo, sueltan el manido “No me gustan porque no se siente lo mismo“. Existen varios tipos de condones extrafinos fabricados con materiales de última generación que reduce su grosor.

En la actualidad, prácticamente todas las marcas cuentan con este tipo de profilácticos. En el caso de Durex, se trata del Sensitivo Contacto Total. Un 20% más finos que los estándar de látex, garantiza la misma seguridad y protección que estos. Pero además, también cuenta con preservativos ultra finos sin látex para los alérgicos a este material: los RealFeel sin látex. Control, por su parte, fabrica un tipo de condón un 30% más fino que los convencionales. Sus preservativos Ultra Feel permiten que la sensibilidad sea máxima durante las relaciones.

Preservativos retardantes

Este tipo de condones están diseñados para prolongar las relaciones sexuales y retardar el orgasmo masculino. Por sus características, están especialmente indicados para quien sufren eyaculación precoz. Para hacer el placer más duradero, el lubricante que contienen incluye un 5% de benzocaína, que disminuye la sensibilidad del pene.

Se trata de preservativos totalmente seguros y no reducen el placer en las relaciones, sino que permiten prolongarlo. Control Retard y Durex Placer Prolongado son las dos opciones más populares.

 

 

Preservativos que potencian el orgasmo

Existen también preservativos que cuentan en su diseño con puntos y estrías para aumentar la estimulación y, por tanto, el placer. Dentro de este tipo existen multitud de variedades. Los hay que además,cuentan con un estimulante efecto calor para los que se atreven a probar cosas nuevas.

Los Durex Intense Orgasmic incluyen un gel que provoca sensaciones de calor, frescor y hormigueo que potencia el orgasmo de ella. Y para alcanzar el clímax de ambos, existe una versión aún más intensa. Por un lado, facilita el orgasmo femenino gracias a las estrías y los puntos, y retarda el masculino a través del retardante de su lubricante interior.

Preservativo para sexo oral

Para hacer del sexo oral una experiencia aún más placentera, existen preservativos con sabor. Desde chocolate para los más golosos a una combinación de cuatro sabores frutales para una diversión extra. Para conseguir este efecto, también puedes utilizar un preservativo normal y añadirle el lubricante que más te guste.

Cuando se practica el sexo oral en la vagina o el ano, existen láminas de látex especialmente diseñadas para que se haga de forma segura. Tienen una textura fina y sedosa, y están disponibles en diferentes sabores.

Aunque no contienen químicos perjudiciales al ingerirse, en muchas ocasiones no están indicados para el sexo vaginal. Por eso, es importante que leas detenidamente las instrucciones antes de utilizarlos.

Preservativos femeninos

Los grandes desconocidos. Para explicarlo de forma sencilla, los preservativos femeninos son como los convencionales pero al revés. Es decir, impiden que el espermatozoide llegue al óvulo pero en lugar de sobre el pene, se colocan en el interior de la vagina.

Tienen forma cilíndrica y están fabricados de un plástico fino que se ajusta a las paredes vaginales. Son igual de seguros contra el embarazo y las enfermedades de transmisión sexual, y además permiten que la mujer tenga el control de su salud sexual incluso si su pareja no quiere utilizar preservativo.

 

Ahora que ya conoces todos los tipos que hay, ¿se te ocurre alguna buena excusa para no utilizarlos? Disfruta al máximo y, sobre todo, cuídate. ¿Cuál es el próximo tipo que vas a probar?