Todo el mundo recuerda cómo fue su primera vez: los nervios, las ganas, el miedo a no saber. Hay quienes deciden esperar a hacerlo con una pareja, alguien con quien tengan la suficiente confianza, ya que la primera vez es un momento muy personal, aunque también existen personas que lo ven como un mero trámite, un acto que hay que realizar para comenzar a disfrutar de las siguientes veces. Ambas posturas son totalmente respetables y solo dependen de la decisión de cada uno.

Leer más